sábado, 1 de diciembre de 2012

"El cariño del pueblo que te eligió"

 A las 11 de la mañana Enrique Peña Nieto tomó protesta como nuevo presidente del país en el Palacio Legislativo de San Lázaro. Ese evento lo presencié por televisión, todo en un hermetismo de la ilusión de una transición pacifica y democrática. Después de esto salí de mi casa.

Pasadas  las 12 del día, fui testigo de hechos lamentables. Caminaba en el recién reinaugurado parque de La Alameda rumbo al Zócalo, en el Centro Histórico. No se iba a aceptar la imposición, esperaba una gran marcha o un mitin enfrente de Palacio Nacional, a donde llegaría el nuevo presidente posteriormente. Yo creo que las protestas y manifestaciones son un recurso necesario para alzar la voz y no puede ser solamente con pocas veces. Pero aún así llegue a la estatua de Madero, entre la Alameda y  el Palacio de Bellas Artes, era relativamente calmado, mucha gente seguía su vida normal y por otra parte se observaba a mucha gente caminando, marchando en conjunto sobre Av. Juarez y Eje Central con banderas rojas y negras rumbo a Paseo de la Reforma. Escuche algunos gritos como "Fuera PRI" y otros gritos en los cuales escuche "Oaxaca" pero de un momento a otro, todo empezó muy rápido como si una chispa detonara todo sonaron algunas explosiones de petardos y empezó el gran disturbio.

A lo lejos se veía una columna de humo que se levantaba y gritos, sonaban muchas explosiones y golpes. La gente a mi al rededor no podía más que especular quienes eran los causantes: campesinos, estudiantes, miembros del SME, etc. quienes hayan sido se enfrentaron a policías y me sorprendí al ver que arremetieron en contra de los negocios sobre Av. Juarez. La violencia se desató. Curiosos, grilleros y provocadores se unieron. Y he de aceptar que por momentos sentía emoción, la katharsis del momento, a pesar de no participar directamente vi muy cerca lo que pasó pero también experimenté miedo y angustia.  ¿Que haría ustedes si están en medio de mucha gente enfrente de muchos policías y después en muchos camiones llegan granaderos? ¿Qué harían si de golpe todos empiezan a correr en dirección contraria a la policía?
Supongo que vi al denominado "Inconsciente Colectivo", las acciones individuales se pierden ante todos los demás, todos hacen lo mismo, unos de verdad quieren luchar por defender a su país (la violencia no es la mejor manera) y nunca faltan los aprovechados para justificar el vandalismo y el saqueo.

De antemano se que estas protestas no son un juego pero el verlo muy de cerca me lo dejaron muy en claro los riesgos que se corren. Me invadía la emoción y el miedo, vi volar piedras y molotovs encendidas, vi mucha gente golpeada y gente de verdad entrando en acción, no solo policías y "anarquistas" sino también bomberos, paramédicos y miembros de protección civil. De verdad parecía guerra civil con tantos gritos, golpes, el excesivo ruido de ambulancias y patrullas, si "saca de onda" ver llegar tantos camiones, camionetas y patrullas llenos de granaderos. A uno lo hace reflexionar sobre el dolor de la violencia, si impacta bastante ver jóvenes de mi edad (20 años) enfrentarse y ser heridos.
Las protestas no deberían ser así,  ¿En que fallamos? ¿Debería ser el último recurso el uso de violencia?


Tuve que moverme rapidamente a momentos, cada vez llegaban mas granaderos, todos los grupos se iban desplegando hacia Reforma y la destrucción dejaba su rastro. Pero me metía a ratos entre las calles aledañas y paralelas, parecía que el mundo cambiaba, todos seguían su vida normal a pesar de que se escuchaba el ruido a lo lejos. Pasé por muchos negocios de otras calles y en las estaciones de radio no se mencionaba lo que estaba viendo. Mande un mensaje a mis amigos cercanos: "Ponle al 102.5 y luego me dices que dice Aristegui".  Seguí a los grupos por un buen rato, hasta pasadas las 15 horas. Y de verdad nunca había visto tantos vehículos de la policía, siguiendo grupos de jóvenes, unos hasta me seguían por la mirada por mi aspecto. En Glorieta de Colón sobre Reforma y antes del cruce con Insurgentes, parecía que nos estaban rodeando, obligaron a un gran bloque a ir hacia en donde estaba el Monumento a la Revolución, en donde había un escenario en el cual tengo entendido (no confirmo)  hubo un mitin del PRD. Muchos apilaban objetos como muebles, maderas o metales para atrincherarse. Cuando me fui lo hice por calles cercanas a Insurgentes, y vi que llegaban camiones con granaderos, para rodear a los protestantes al parecer. Lo último que vi fue un helicóptero de la policía sobrevolando las inmediaciones.

Fue un día agitado con emociones encontradas. No apruebo los actos vandálicos de los "anarquistas", provocaron mucho daño a propiedad privada y áreas públicas, pero de verdad se hicieron escuchar. Queda claro que esta no será la última vez que se proteste en contra de Peña Nieto, la verdad no lo vamos a dejar en paz. Lo que me gustó fue ver a mucha gente que no huyó, en muchos momentos me vi rodeado de muchos "reporteros", jóvenes y adultos con sus cámaras digitales o celulares registrando el momento, dándolo a conocer después, no dejar que se pierda el testimonio de la violencia, el abuso de policías, y es parte de lo que pretendo hacer en este blog, ser una voz más que de testimonio de los hechos, que no se pierdan y dar otro punto de vista diferente a la televisión o la radio que mencionaron de manera efímera  los hechos. No se si me arriesgue mucho ni me creo la gran cosa, pero de verdad estar ahí es una experiencia de lo que de verdad pasa, lejos de la ilusión de país de paz y orden.


Y de verdad lo que no creo olvidar fue que presencié muy de cerca como entre varios policías le echaban montón a un chavo, lo esposaron, lo golpearon, a mí y otros testigos nos empujaron mientras lo sometían, los insultos hacia los "cerdos" y los intentos de ayudar al muchacho no se hicieron esperar, hombres y mujeres a mi alrededor intentaron detener a los policías pero un grupo de 20 granaderos aproximadamente rodearon a los policías y llegó una patrulla, subieron al muchacho y "en chinga" se fue. El coraje y la impotencia corrió por nuestras venas, eso lo aseguro.  Dejo de escribir de momento, dejo que algunas fotografías que tomé hablen.
(Click para ampliar)



También en otros lugares del país.








































En esta patrulla, los abusivos montoneros se llevaron a un joven, lo escuchamos gritar.








































1 comentario:

Nekane Lawliet dijo...

Por arruinar Patrimonio de la Nación y causar daños por miles de pesos que serán cobrados a los impuestos de sus padres, se merecen el maltrato que les dieron...

¿que dia es hoy en el calendario Mexica?